Entradas populares

domingo, 5 de agosto de 2018

Mis 5 heladerías madrileñas favoritas para combatir las altas temperaturas estivales


Los helados son una de mis debilidades y una de mis formas favoritas de combatir el calor asfixiante de Madrid en verano. Por suerte este año no me ha pillado la ola de calor (he huido a tiempo a Asturias) pero si estáis por allí, os voy a dejar algunos de mis sitios favoritos y últimos descubrimientos en la ciudad a los que podéis recurrir para refrescaros y disfrutar de un delicioso helado.


HELADERÍA KALÚA
C/ Fuencarral 131 y 149

Mi heladería favorita hasta la fecha. La abrieron mientras vivía unos números más arriba de su primer local en el 131 de la calle Fuencarral y fue todo un acontecimiento. Tienen una variedad amplísima de helados artesanos con recetas tradicionales o más originales.

Os recomiendo su helado de Kinder Bueno, el mejor que he probado y si sois muy, muy golosos, el de mousse de Nutella o el de mascarpone con dulce de leche, para chuparse los dedos.

Sigo frecuentando la zona y es una parada obligada cuando voy al cine Proyecciones a ver una peli o a mi restaurante chino favorito, del que os hablé en otro post :-) Tiene algunas mesas y además siempre dejan una jarra de agua y vasitos de plástico para servirse.


HELADERÍA DINO
Avda. Felipe II nº15

Este ha sido mi último descubrimiento en la capital y es que han desembarcado en Madrid este verano. La variedad no es tan amplia como el Kalúa pero los helados, también 100% artesanos, son espectaculares.

El personal es super amable y cuando estuve hace poco con un amigo nos ofrecieron probar distintos sabores. Al final me decidí por la combinación de la foto, leche merengada y dulce de leche, riquísimos ambos.

Mi amigo pidió stracciatella y chocolate y también estaban buenísimos. Si vais al Palacio de Deportes o a la zona de Goya, os lo recomiendo sin duda. El local es pequeñito pero monísimo.


LA PECERA
C/ Velarde, 2 y C/ Goya, 56

Si queréis probar los helados más de moda en la capital y más instagrameables del mundo, tenéis que conocer La Pecera. Seguro que os habéis topado con más de una foto de estos fotogénicos helados en cucurucho con forma de pez y os ha entrado curiosidad. 

Pues os diré que además de bonitos, están buenísimos. Es un concepto muy diferente al helado al que estamos acostumbrados porque, para empezar, lo que parece barquillo o galleta, no lo es. Se trata de un dulce japonés muy popular llamado Taiyaki (literalmente, besugo al horno). Tiene la consistencia de un gofre, crujiente por fuera y esponjoso por dentro y se puede elegir de vainilla o chocolate.

Yo elegí el taiyaki de vainilla con helado de Matcha y caramelo. No es muy barato, pues su precio es de 4 euros y por 50 céntimos puedes añadir todos los toppings que quieras. Yo elegí dulce de leche y mini Chips Ahoy pero podría haberle puesto muchos más. Conviene tener en cuenta que el taiyaki por si solo es bastante contundente pero merece la pena probarlo. 

En su nuevo local de la calle Goya, que en realidad está en C/ Francisca Moreno haciendo esquina con Goya, tienen un saloncito muy agradable para degustar sus helados u otros dulces japoneses que tengo que probar en mi próxima visita.   


LOLO POLOS
C/ Espíritu Santo, 16 y Pza. de Santa Bárbara 4

Los polos artesanos empezaron a causar furor hace unos dos o tres años y Lolo Polos fue uno de los que mejor lo supieron hacer para posicionarse como los polos de moda que todo el mundo quiere probar. Tienen dos locales en Madrid con estética muy Instagram y de nuevo, su fama es merecida porque están deliciosos.

Están elaborados con frutas e ingredientes naturales y puedes elegir entre los más cremosos como el de mango, yogur y cardamomo o el clásico de chocolate, o los más refrescantes como el de pink mojito con hierbabuena que está increíble. También os recomiendo el de té verde, matcha y coco. Claro que los sabores cambian todos los días así que nunca sabes lo que te vas a encontrar. Me parece la excusa perfecta para volver una y otra vez :-)


HELADERÍA SIENNA
C/ Narváez, 62 y C/ Alcalá, 182

Termino con una de las de toda la vida, la heladería Sienna. De tradición familiar, también elaboran los helados artesanalmente y todos los años incorporan alguna nueva creación. A mi me pierde su helado de dulce de leche y queso Philadelphia, es simplemente delicioso.

El local de la calle Narváez está casi haciendo esquina con la calle Ibiza y muy cerca de El Retiro, una zona muy agradable para pasear (siempre y cuando no haga un calor de morirse) disfrutando de un rico helado.

Me faltan unas cuantas por visitar, entre nuevas y míticas pero de momento estas son mis recomendaciones para sobrellevar las altas temperaturas en la ciudad. ¿Echáis de manos alguno de vuestros sitios favoritos? ¿También os chiflan los helados?

¡¡FELIZ DOMINGO!! 

4 comentarios :

  1. Mil gracias
    Pero cómo no conozco aún La Pecera?, si Goya es la zona comercial por la que más me muevo...😮 tengo que remediarlo ya.
    Ciao, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hace muy poco que la han abierto y además pasa bastante inadvertida porque la entrada está por la calle Francisca Moreno :-) Yo tenía muchas ganas de probar estos helados y me sorprendieron mucho, yo pensaba que el pez era de barquillo! :-D Un besote!!

      Eliminar
  2. Mira que Madrid me pilla lejos (ya tú sabes ;)), pero es que me dan ganas de ir sólo para probar uno de esos. Me da igual cuál porque sé que todos me encantarían. Soy muy fan de los helados, y también soy de la opinión de que cuando llega el calor, hay que disfrutarlos sin remordimiento alguno :D Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja sí te pilla un pelín a desmano aunque seguro que en tu ciudad también hay algún sitio en el que disfrutar de buenos helados. Para mi el paraíso es Florencia, allí sí que descubrí las mejores heladerías, una pasada. Un besote!!

      Eliminar

Tus comentarios mantienen vivo este blog. ¡Gracias por comentar!

Design: WS