Entradas populares

lunes, 14 de mayo de 2018

Eden de Cacharel, mi primer perfume de "adulta". Especial cumpleaños


¡Hoy es mi cumpleaños! Cada vez se me pasan más rápido los 365 días que transcurren de un aniversario a otro. Imagino que es proporcional al número que se cumple y claro, a mi me caen ya unos cuantos ;-) Desde que empecé el blog hace casi 9 años me gusta celebrarlo con vosotros, con la gente que se pasa por aquí, me lee y se atreve a dejarme un comentario o lo hace en silencio.

Todas y cada una de vuestras visitas me hacen mucha ilusión y me animan a continuar haciendo esto que tanto me gusta a pesar de que hay quienes piensan que los blogs son cosa del pasado y que están condenados a desaparecer porque lo que mola ahora es ser super influencer o instagramer.

Yo empecé este blog sin ninguna pretensión más allá de compartir mi pasión por la belleza y la cosmética y tener un espacio en el que poder escribir lo que me diera la gana siendo mi propia jefa, el sueño de cualquier periodista. Así que aunque a veces tenga bajones, mientras vosotros estéis ahí, yo seguiré de este lado compartiendo mis trucos, descubrimientos y las cosas que me gustan.

Una de ellas, creo que ya no es ningún secreto, son los perfumes. Siempre me han fascinado, desde que era pequeña. Mi madre nos bañaba a mi hermana y a mi en Petit Chérie Gotas de Oro o Agua Concentrada de Colonia Álvarez Gómez pero mi primer perfume de adulta fue Eden de Cacharel.


El año pasado os hablé un poco de la historia de cómo llegó a mi esta fragancia en el post 5 perfumes que marcaron una época en mi vida. Este es sin duda el olor de mi adolescencia, me tenía totalmente enganchada y aunque al principio lo reservaba para ocasiones especiales, acabé poniéndomelo todos los días, hasta que en me mareé en clase de gimnasia y le cogí un poco de manía.

Por aquella época yo estaba obsesionada con las pinturas impresionistas de Monet, especialmente con la serie de nenúfares, acababa de vivir mi primera experiencia internacional, que fue un intercambio con una familia parisina y me había traído un montón de láminas y postales de mi viaje. El libro que veis en las fotografías me lo regaló mi mejor amiga hace un montón de años porque sabe de mi admiración por el pintor.

El nenúfar es una de las notas olfativas de Eden y también tenía mucho protagonismo en el anuncio y en los visuales, quizá por eso me llamó tanto la atención en un principio, estaba hecha una loca de los nenúfares. Después lo olí y supe que "el perfume prohibido" tenía que ser mío.


En 1994, un anuncio como este era bastante atrevido. Quizá lo sea hasta para nuestros días, no recuerdo ningún visual de belleza en el que se vean pechos. Hoy en día probablemente sería un escándalo, se tacharía de sexista y sería censurado en Instagram.

Jean Guichard fue el creador de esta fragancia con notas de salida cítricas y frutales entre las que destacan la mandarina, la bergamota, el melocotón y la lima que evolucionan hacia un corazón de mimosa, piña, nardos, melón jazmín, nenúfar, muguete, flor de loto y rosa. Las notas de fondo son sándalo, haba tonka, pachulí, robinia y cedro.

Es un perfume inconfundible, de los que dejan estela, no es ligero ni sutil ni discreto y por eso me encantaba, aunque quizá era un poco fuerte para mi edad :-)


Unos años más tarde, en 1996 me pasé a Eau d'Eden. Conservaba el espíritu de la original pero era mucho más fresca y chispeante, el tipo de fragancia que me encanta llevar sobre todo en verano porque me hace sentir bien y hasta parece que mitiga el calor, algo que llevo realmente mal.

Los visuales también eran muy bonitos y reflejaban ese carácter refrescante y floral de la Eau de Toilette, obra también de Jean Guichard. A diferencia de Eden, que abría con notas cítricas que se evaporaban para dar paso a las florales, que eran las que perduraban en la piel, Eau d'Eden se estructuraba justo al revés. Y hablo en pasado porque lamentablemente se dejó de distribuir.

Sus notas de salida son iris y rosa, pero el olor que se fija en la piel es el de la nectarina, melocotón y jacinto. En el fondo encontramos de nuevo notas frutales, sándalo y almizcle blanco. Para ser un Eau de Toilette fresca tenía una duración excepcional, dejaba estela y siempre la recordaré como una de mis favoritas.

Aunque la pequeña cantidad de perfume que queda en este frasco ha amarilleado (no lo podéis apreciar mucho por obra y gracia de Photoshop), sigue oliendo muy bien y recordándome a aquella época de rebeldía juvenil, mis primeras salidas con las amigas a la discoteca de moda, los primeros flirteos...


Los 90 fueron una década sosísima en cuanto a maquillaje. Triunfaba el look natural, que no se notara, los pintalabios marrones y las sombras en tonos pastel. Pero en cuanto a perfumes nos dejó algunos tan míticos como Trésor de Lancôme, Classique, de Jean Paul Gaultier, CK One de Calvin Klein o Halloween de Jesús del Pozo, que también fue uno de mis favoritos durante muchos años.

Hoy me apetecía homenajear a estas fragancias con las que me inicié en el maravilloso mundo de los perfumes hace unos cuantos añitos. Mi colección ha crecido muchísimo en los últimos años pero ya sabéis que los primeros amores nunca se olvidan y los primeros perfumes tampoco ;-)

¿Recordáis cuál o cuáles fueron los vuestros? ¡Contadme!

¡¡FELIZ DÍA!! ¡¡GRACIAS POR LEERME Y FELICIDADES A LOS TAURO QUE CUMPLAN AÑOS!!

10 comentarios :

  1. No lo he probado aunque yo soy incondicional de Lou-Lou, me enamoró a finales de los 80 cuando lo lanzaron y lo sigue haciendo, nunca he dejado de usarlo.


    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo soy tauro así que por la parte que me toca, gracias. De mi época joven recuerdo que me gusta Charlie de Revlon.

    ResponderEliminar
  3. Hola! A mí me encantó ese post tuyo de las cinco fragancias, y creo que ya en aquel te comenté que tenemos muchos paralelismos porque Edén también fue mi primer perfume de adolescente. A él le siguió Eternity, y aunque Edén no lo he vuelto a usar, Eternity me ha acompañado toda la vida, pero como amante de los perfumes que soy, le soy infiel con muchas otras fragancias.
    El caso es que llevo ya un tiempo pensando en adquirir un envase de 30 ml. de Edén, sobre todo por la nostalgia y para usarla en días contados, porque reconozco que ahora me parece mucho más intensa de lo que me parecía en su momento.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Vengo con retraso, ¡pero muchísimas felicidades! Recuerdo perfectamente que mi tía tenía este perfume cuando vivía en la casa de mi abuela y yo, cuando salía a la calle, se lo robaba y pulverizaba mil veces. Después me preguntaban, ¿te has perfumado? y yo contestaba que muy airosa que no, jajaja. Ay, gracias Marisa, me has hecho recordar muy buenos momentos! Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. También aquí Llego tarde pero... felicidades!!!

    ResponderEliminar
  6. Bueno, y ahora que he leído el post te digo, ¡menuda currada! Una reseña preciosa.
    Mi primer perfume fue Anáis Anáis de Cacharel pero ahora no lo aguanto por dulzarrón.
    Edén nunca lo he probado pero sí tiene notas de mimosa y melocotón tiene que gustarme... ¿Aún se vende?

    ResponderEliminar
  7. Esa no la he olido nunca. Ahora estoy usando la de Halloweeen, la de siempre. Que es de las que me gusta repetir. Besos

    ResponderEliminar
  8. Ahh your photos are so beautiful, so romantic and dreamy! So sorry my comment is in English, I'm loving your blog!

    Would you like to follow each other on Bloglovin’ by any chance? My page is here :D xx

    elizabeth ♡ ”Ice Cream” whispers Clara

    ResponderEliminar
  9. Ay qué maravilla de perfumes y fragancias, lo que disfruto yo con ellos.
    Muchísimas felicidades atrasadaaas bombón.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  10. ¡Feliz cumpleaños! (con bastante retraso)
    Es muy bonito lo que describes. Yo no he vivido tanto como para tener tantos recuerdos olfativos, pero si que estoy marcada por las fragancias de mi madre.

    Hertally's Makeup ~

    ResponderEliminar

Tus comentarios mantienen vivo este blog. ¡Gracias por comentar!

Design: WS