Entradas populares

jueves, 6 de noviembre de 2014

San Sebastián, turismo y gastronomía en el CosmetikTrip


¡Qué rápido pasa el tiempo! Hace una semana acababa de volver a Madrid después de formar parte del CosmetikTrip, un viaje de blogueras de belleza a San Sebastián que ha resultado una experiencia maravillosa. Yo ya conocía Donosti pero me ha encantado redescubrirlo, profundizar en su historia y disfrutar de su amplia oferta turística y sobre todo, gastronómica.

El trayecto Madrid-Donosti es un poco largo, pero se me hizo muy ameno en el autocar de Alsa Premium. La comodidad es de 10, cada asiento tiene su propia pantalla, con un montón de películas para elegir, juegos o navegar por internet, aunque para esto último utilicé su servicio de wifi gratis. También sirven un aperitivo y la comida correspondiente dependiendo de la hora del viaje, como el desayuno en nuestro viaje de ida.


Una vez en San Sebastián nos alojamos en uno de los hoteles más bonitos y con más historia de la ciudad, el Hotel de Londres y de Inglaterra, situado en pleno Paseo de la Concha, la impresionante playa que no falta en la postal típica de la ciudad porque es de una belleza única.


Está muy cerca de todo, el casco antiguo, la zona más moderna con las mejores tiendas y comercios tradicionales para ir de compras, el Talaso-Sport La Perla, del que os hablaré más adelante... Y sus habitaciones son muy bonitas y espaciosas. Bajo estas líneas os enseño la mía. Nótese la cama gigante y el super ventanal con vistas que os detallo a continuación.


Pese a ser un edificio centenario, las sucesivas reformas han conseguido dotarle de todas las comodidades propias de un hotel de su categoría y darle un aire nuevo manteniendo su encanto original. Cada habitación tiene su propia personalidad a través de cuadros y detalles, está todo cuidado al milímetro. 


Cada noche dejaba las ventanas descubiertas para disfrutar cada día de esta vista maravillosa nada más despertarme y escuchar el rumor de las olas. Todas las panorámicas, amaneceres, atardeceres y casi todas las vistas de San Sebastián que he publicado en Instagram, las he tomado desde mi balcón del Hotel de Londres.

Menos mal que la ciudad tiene muchos encantos porque podría haberme quedado en mi habitación varios días (o a vivir, directamente) más feliz que una perdiz. Me he asomado tanto a ese balcón con mi cámara que cualquiera me podría haber confundido con un paparazzi. 


Y si mi habitación me parecía espectacular y con personalidad, aún me faltaba descubrir el cuarto en el que se alojó Matahari y que el personal conoce por este nombre antes que por su número. Por no hablar de las habitaciones de la planta séptima y sus impresionantes terrazas con vistas al mar.


Siguiendo el paseo de la Playa de la Concha encontramos el famoso Peine del Viento de Chillida. Tuvimos suerte de que el mar estaba algo agitado y nos regaló imágenes muy bonitas aunque difíciles de captar porque estaba anocheciendo.


Espero que hayáis desayunado / comido / cenado bien porque os voy a hablar de gastronomía, uno de los puntos fuertes de Donosti y que nunca decepciona porque todo lo bien que te hablan de ella quienes la han visitado es lo que te encuentras. No en vano es una de las ciudades con mayor concentración de estrellas Michelín por metro cuadrado.


El primer día disfrutamos del menú de fin de semana de La Brasserie Mari Galant, el restaurante del hotel de Londres, con platos tan suculentos como esta merluza fresquísima o esta tarta de trufa deliciosa. Esto es lo que Arguiñano diría, empezar la estancia con fundamento :-)  


Nuestra siguiente gastro-parada fue en uno de los restaurantes más chic de la ciudad: La Madame. Sorprende su diseño vanguardista y su carta, que fusiona platos internacionales con ingredientes de la tierra, como estos nigiris de foie con salsa unagi, no os podéis imaginar lo buenos que estaban. 


El menú especial CosmetikTrip incluía una cantidad ingente de platos porque lo de que en el norte se come bien y en cantidad, no es una leyenda urbana. Las mini tortillas de maíz al estilo mexicano de cerdo con guacamole y pico de gallo estaban riquísimas, por no hablar de su tarta de queso...

También tiene mucha fama su coctelería y el brunch que ofrece los sábados y domingos, así que me lo apunto para la próxima visita.


Aunque os hablaré del Talaso-Sport La Perla en otro post, no puedo dejar de mencionar el impresionante restaurante con el que cuenta y que merece la pena visitar y no sólo por sus impresionantes visitas, que lo son de verdad.


Da la impresión de estar en un barco y es que este mirador está en la mismísima Playa de la Concha. Un escenario sin igual en el que también probamos platos buenísimos que mezclaban tradición con modernidad como estos raviolis rellenos de una carne tiernísima o la espectacular torrija de vainilla caramelizada con helado de café, una de las mejores que he probado nunca.



Entre banquete y banquete hicimos muchas cosas que os contaré en el próximo post, no os vayáis a pensar que todo fue comer sin parar (en parte, sí, tampoco lo voy a negar) porque cierto es que volvimos rodando, pero sobre las ruedas del Alsa :-P


En el restaurante Sirimiri pusimos fin a la segunda jornada en la ciudad con una cena muy variada con multitud de platos como unas deliciosas croquetas de chipirón, anchoas de la tierra, foie artesanal con puré de frutos secos, un arroz negro riquísimo y como no, un postre espectacular. 


Probamos las torrijas en casi todos los restaurantes y todas eran diferentes y buenísimas. Me encantó el ambiente de este restaurante, estuvimos muy a gusto y lo pasamos fenomenal entre risas y brindis. Hacen unos cócteles diferentes y originales que merece la pena probar. Mi favorito, el margarita de pomelo, cítrico y refrescante. 


Si visitáis Donosti, es obligado hacer una ruta de pintxos por el casco viejo. La oferta es infinita y tuvimos la suerte de tener una guía de excepción, Virginia Rovira, que gracias a Just in San Sebastián nos acompañó en un recorrido por los mejores locales de la ciudad, probando sus pintxos más valorados.

Sobre estas líneas, las mejores anchoas que yo he probado, en el Bar Txepetxa, puedo decir que su fama está muy justificada. Tomamos un montón de bocados riquísimos en cinco locales diferentes y hasta tuvimos la oportunidad de entrar en la Sociedad Gastronómica Gaztelupe, toda una experiencia.


Nuestra guía Virginia nos acompañó por toda la ciudad y nos contó los secretos de Donosti desde los años de la Belle Époque. Descubrimos la historia de los Tamarises (y no tamarindos), esos peculiares árboles que encontramos junto al paseo marítimo y que se caracterizan por ser muy flexibles, entre otras curiosidadades.

Pero el último día tomamos el bus turístico en el que recorrimos la ciudad de manera más cómoda mientras una grabación nos contaba todos los detalles de la historia de Donosti.


El autobús nos dejó justo en la plaza donde cogimos el funicular para subir al Monte Igeldo, una parada muy, muy recomendable porque las vistas son una auténtica maravilla, de postal.    


Fueron unos días muy intensos, no paramos ni un momento y disfruté muchísimo con mis compañeras, muchas risas, confidencias, charlas, anécdotas... ¡Y eso que nos quedó pendiente una fiesta pijama!

Gracias a Christian y Arantza de Cosmetik, que se encargaron de organizar todo de maravilla y a todos los patrocinadores del viaje porque nos trataron de lujo. Pero esto no acaba aquí, porque en el siguiente post os cuento la parte beauty del viaje, que fue lo que nos llevó allí.

¿Conocéis San Sebastián? No os garantizo el buen tiempo exagerado para finales de octubre que tuvimos pero sí que es un destino que hay que conocer sí o sí porque sorprende y enamora.

¡¡PASAD UN DÍA ESTUPENDO!! 

Twitter FacebookInstagramPinterestRSSMail Bloglovin

15 comentarios :

  1. Ha sido un gustazo compartir este viaje contigo,
    Cierto que en ese hotel con esas vistas yo tb me hubiera quedado a vivir directamente.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Fue un viaje estupendo por el destino, por todo lo que pudimos hacer y por supuesto por la compañía, ¡ya estoy deseando regresar!. Por cierto, se me ha hecho la boca agua viendo las fotos de esos platos maravillosos...
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Me encantaria ir a San Sebastian, me parece precioso y lo tengo apuntado en mi lista de viajes :)
    Un beso guapetona, seguro que lo pasasteis genial!

    ResponderEliminar
  4. Me alegro muchísimo,que te haya gustado mi ciudad!,
    Besos!,

    ResponderEliminar
  5. Me flipó veros por Instagram y lo felices que estabais.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. qué envidia me habéis dado con vuestro viaje jeje

    ResponderEliminar
  7. Qué pinta más estupenda tiene todo! Me alegro de que lo disfrutarais!

    ResponderEliminar
  8. Un verdadero placer viajar contigo, Marisa, como siempre. Me parto con tus comentarios y me rio siempre mucho contigo, espero tenerte siempre de compañera! Un beso y hasta el próximo!

    ResponderEliminar
  9. Qué bonito todo! Me encanta que las habitaciones de hotel sean diferentes entre sí...
    ¡Un saludito!

    ResponderEliminar

Tus comentarios mantienen vivo este blog. ¡Gracias por comentar!

Design:WS