Entradas populares

miércoles, 9 de agosto de 2017

Buen viaje Inma

Este es sin duda el post más difícil que he escrito en los últimos 8 años. He estado desaparecida porque no me sentía con ánimos ni fuerza para sentarme a escribir a pesar de la maratón fotográfica que hice antes de venirme de vacaciones. Y es que, si me seguís en mis redes sociales, o a otras muchas compañeras, sabréis que a finales de julio recibimos una tristísima noticia y es que Inma López Escribano, Beautyvictim, nos dejaba.

He tratado de descansar y desconectar de todo en Asturias pero siento que necesito dedicarle estas palabras para poder continuar, como hizo Miss Potingues hace unos días. La pérdida de alguien querido siempre es dura pero cuando es tan repentino, de una persona joven, muy vital y llena de energía, que hace poco se mostraba tan optimista, cuesta mucho asumir que ya no está.

El mundo de los blogs de belleza le debe muchísimo a Inma, ella siempre defendió el papel del blog como medio de comunicación y luchó para que las bloggers consiguieran el reconocimiento a un trabajo que hacíamos por afición y por amor al arte en la gran mayoría de los casos. Fue pionera organizando eventos para bloggers y seguro que todas recordáis sus famosas Beauty Parties.


Así fue precisamente como conocí a Inma en persona, en la primera Beauty Party. Fue en mayo de 2010 y siempre la he recordado con cariño. Yo era entonces una persona anónima, que escribía en un blog parapetada tras un seudónimo y os aseguro que no tenía previsto salir de mi anonimato.

Ya había rechazado algunas invitaciones a los primeros eventos que empezaban a contar con bloggers porque me daba un corte tremendo, ¿Qué pintaba yo allí? Pero si yo solo tenía un blog en el que hablaba de las cosas que me gustaban, los productos que iba probando... No estaba entre mis planes traspasar la pantalla y dar la cara. Es más, muy pocas personas sabían de la existencia de mi blog, ni mis amigos y mucho menos mis compañeros de trabajo.

Pero cuando Inma me contó cómo iba a ser la Beauty Party y me propuso asistir a un taller de fragancias (una de las cosas que más me gustan en el mundo) y probar un tratamiento de La Prairie, le dije que sí de inmediato.

Recuerdo como si fuera hoy la emoción al encontrarnos en la puerta de Fortuny e ir poniendo cara a todas esas blogueras con las que intercambiábamos comentarios, porque esa era nuestra única vía de comunicación. Aunque os parezca imposible ¡No había redes sociales asociadas a los blogs!


Hicimos un grupo de amigas que fue creciendo con los años y al que cada vez costaba más reunir. Ya sabéis: hijos, trabajos, la vida... La última vez que fui a ver a Inma al hospital le prometí que en cuanto se recuperara iba a organizar esa cena de chicas que se nos estaba resistiendo y que por un motivo u otro siempre acabábamos cancelando.

Me he propuesto tratar de no volver a aplazar las cosas, no posponer esa cita con un amigo al que hace tiempo que no ves porque quizá para entonces sea demasiado tarde. En estos momentos te das cuenta de que la vida es tan frágil que asusta. Frágil e injusta porque Inma tenía muchas cosas por hacer. Era una persona muy creativa, siempre con mil ideas en la cabeza, no paraba jamás.

Cuando me enteré de que la habían ingresado le mandé un mensaje y me contestó con un audio que me dejó helada, le habían diagnosticado una leucemia leve. Le mandé todos mis ánimos porque además tengo casos en mi entorno de personas que han salido adelante con situaciones similares y estoy convencida de que ella misma pensaba que iba a superar este trance.

Me pidió que le echara una mano con el blog, porque aunque contaba con un equipo de colaboradores estupendo, tenía un montón de temas pendientes y estaban desbordados. Me dijo que a lo mejor en un par de semanas estaba fenomenal y no necesitaba más ayuda. Justo dos semanas después recibía la terrible noticia.

Tenía muchos posts previstos para su blog y para el mío pero me quedé congelada, no daba crédito a lo que había ocurrido. No me podía sacar su imagen de la cabeza, nuestras últimas conversaciones... No paraba de darle vueltas pensando en lo injusto de la situación, el palo que habría sido para su familia. Me quedé en shock, soñaba con ella todos los días y en todos los sueños estaba bien, pero al despertarme me daba cuenta de la realidad...


Pasamos muy buenos ratos compartiendo nuestra pasión por el mundo de la cosmética pero también hablando de cualquier cosa, arreglando un poco el mundo de vez en cuando, intercambiando ideas, inquietudes... Inma era muy divertida, siempre estaba organizando cosas, siempre tenía alguna buena idea que se le había ocurrido y te contaba con todo su entusiasmo, porque se entregaba 100% a todo lo que hacía.

Acababa de terminar un Master de Redes Sociales y Analítica web porque no se cansaba de aprender y hacer todo lo posible para mejorar. Por fin tenía su blog como ella quería pero seguro que habría encontrado algo que se podía perfeccionar. Eso sí, era cabezota como la que más. Nadie consiguió apartarla de su fondo negro y sus letras de colores. Pero tenía razón, era su seña de identidad y hacía que su blog fuera inconfundible.

Gracias a todos los que habéis dejado comentarios en redes sociales dedicándole bonitas palabras, me hace ilusión que tanta gente comparta buenos recuerdos de Inma y seguro que a su familia le emociona ver tanto cariño. Dicen que uno no muere mientras haya alguien que le recuerde y creo que somos muchos quienes mantendremos vivo el recuerdo de Inma.

Si me seguís desde hace tiempo sabréis que la música es muy importante en mi vida. Tanto en los buenos como en los malos momentos. Sé que este no va a ser mi mejor post, ni el mejor escrito, pero sí quiero terminarlo con una canción preciosa que Alejandro Sanz le dedicó a su madre, a la que había perdido unos meses antes y que a mi me emociona muchísimo cada vez que la escucho.



Allá donde estés, ojalá te llegue toda nuestra energía y cariño. Buen viaje, Inma


13 comentarios :

  1. He terminado de leerte y se me caían las lágrimas. No conocía a Inma en persona, pero sí tube trato con ella y me encantaba la fortaleza, carisma y sensibilidad que ponía en todos sus actos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No conocía a Inma en persona pero era un referente en este mundo y transmitía esa pasión que tan bien has descrito, muestra de ello todo el cariño que se ha visto en redes.
    Ánimo Naoko, te mando un besazo enorme!

    ResponderEliminar
  3. Dices que quizás no sea tu mejor post, pero yo creo que quizás sí va a ser el que más te alivio te proporcione. A veces hay que sacar todo lo que se lleva dentro para poder seguir avanzando, mirando adelante, sin olvidar ni mucho menos a aquellas personas que nos han marcado, pero intentando que sea con una sonrisa. Yo no conocía a Inma, pero sólo leyendo todo lo que escribís de ella creo que era una gran persona. A veces la vida es muy injusta. Te mando un abrazo y un beso enorme.

    ResponderEliminar
  4. Una auténtica pena Marisa, se como debes de sentirte y se cuanto la querías...

    Tuve la suerte de conocerla como bien sabes, gracias a ella por invitarme y a ti como siempre por brindarme tu techo y tu adorable compañía.

    Tengo muy buenos recuerdos de ese día en el Fortuny con Inma y con todas vosotras. Gracias a ella pude tener contacto directo con firmas que admiraba.

    En cuestión de horas puede conocer una mínima parte de una mujer tan completa como ella. Recuerdo que Inma llevaba en la fiesta un precioso bolso de Chanel y nos comentó cuánto le había costado ahorrar para darse ese lujoso capricho que pocas personas pueden entender, en ese momento pensé ¿seré capaz algún día como esta mujer? Vi a una mujer que era capaz de luchar por todo lo que quería, muy coqueta, perfeccionista, trabajadora e incansable pero sobre todo una mujer sencilla y muy cercana que me hizo pasar un día formidable desde el primer minuto en el que llegué y la conocí.

    Bueno para que decir más que tu no sepas... Era ella sin más.

    Ánimo Marisa y cuando quieras no hace falta que te diga que aquí tienes tu casa también así que "vente pa cá" cuando quieras y te animas por Sevilla, besitos guapa!!

    ResponderEliminar
  5. Ay Marisa...lloro!

    Han sido unos días muy malos, sin quitarnos a Inma de la cabeza y es qué...como te haces a la idea de no volver a coincidir con ella en un evento? Como te haces a la idea de no volverla a ver?

    Es muy complicado.

    Yo también me alegro de todas las muestras de cariño que se han visto por las redes sociales, se las merece todas y cada una y estoy segura de que permanecerá siempre en nuestro recuerdo.

    Un beso pequeña!

    ResponderEliminar
  6. Hola Marisa, yo no conocía a Inma pero me he emocionado con tu artículo y siento que una mujer tan extraordinaria no esté con vosotros. El consuelo es el legado y los recuerdos que deja. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Me he emocionado un montón querida Marisa... poco que añadir a tus palabras, la verdad que los blogs de belleza se han quedado un poco huérfanos con su partida, pero allá donde esté seguro que nos mira con una sonrisa y cuida de los suyos.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  8. Jo, Marisa...no sé ni que decir, ni qué escribir. Lo has dicho todo, la has descrito tal cuál. estoy segura de que para el décimo aniversario de su blog estaba preparando una gordisima. Me apena mucho que, por circunstancias, habláramos tan poco en estos últimos tiempos, pero me consuela saber que la teníais bien rodeada y querida, bien cuidada, que es lo que cuenta. Me hubiera gustado tanto tener una última conversación con ella...
    El mundo de los blogs de belleza cambió con ella, y ha vuelto a cambir tras su marcha, las que la conocimos, lo sabemos.
    Sería bonito poder hacerle un homenaje, una cena o reunión de chicas, como tú dices, y que estuviéramos, si no todas, al menos sí la mayor parte de ese grupo que ela reunión en 2010, cuando comenzó una nueva aventura de su mano.
    Gracias por la mención, guapa. Cada una tiene sus tiempos. Yo necesité hacerlo en ese moemnto, prque era incapaz de tocar una tecla sin escribir aquello, tú has necesitado procesarlo todo de otra forma, cada cuál tiene su forma de gestionar sus emociones.
    Sé que lo estarás pasando mal, estabas muy cerca de ella, y espero que te llegue el enorme abrazo que te envío, y te doy las gracias por estar ahi y apoyarla cuando otras estábamos distraídas.
    Un beso muy grande!

    ResponderEliminar
  9. No la conocía en persona pero seguía su blog desde hace tiempo. Ya me impresionó cuando escribió que tenía una leucemia leve y que esperaba estar pronto buena y la verdad que me quedé helada cuando me enteré que había muerto, una gran pena.

    ResponderEliminar
  10. No conocia a Inma ni a su blog, pero leyendo la narración que has hecho de su trayectoria me doy cuenta de que era una persona con muchas inquietudes, energia y pasion por lo que hacia. Siento mucho su fallecimiento, y desde aqui te mando fuerza a ti, a sus amigas y conocidos, y sobretodo a su familia.

    Muchisimo ánimo. Hertally's Makeup.

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que es una pena..Yo hace años que la empecé a seguir. Y aunque he tenido un blog durante algunos años, no he sido muy constante y tampoco he tenido cercanía con muchas. Pero a ella si que la seguía y la leía. Para las que habéis tenido más relación con ella ha tenido que ser muy duro. Espero que estés mejor. Besos

    ResponderEliminar
  12. Que post tan bonito Marisa!!!! yo llegué a conocer a Inma en persona pero lo he sentido mucho, ha sido una verdadera pena.


    Besos

    ResponderEliminar

Tus comentarios mantienen vivo este blog. ¡Gracias por comentar!

Design:WS