Entradas populares

lunes, 7 de diciembre de 2015

Alaïa Paris, el primer perfume de un diseñador poco convencional


Se ha hecho desear. Después de casi 25 años de trayectoria en solitario, el diseñador Azzedine Alaïa por fin ha accedido a poner su nombre a un perfume. Y es que el tunecino no es un diseñador convencional y su primera fragancia tampoco podía serlo. Alaïa Paris refleja perfectamente la personalidad del modisto, que no se deja llevar por las modas y que buscaba una fragancia única y diferente, alejada de las que ahora triunfan en el mercado.

Hace unas semanas tuve la oportunidad de asistir a la presentación de Alaïa París en un discreto local del centro de Madrid en el que nos recibieron como Azzedine recibe a sus invitados en su tienda-casa parisina de Le Marais, que también se caracteriza por pasar inadvertida, ya que sólo un pequeño cartel en su puerta indica que te encuentras ante la residencia del diseñador.


Antes de oler el perfume dimos un paseo por la historia de este modisto que ha sabido esculpir el cuerpo de la mujer como nadie. Entre sus prendas icónicas, las realizadas en tejido stretch, que se adaptan perfectamente al cuerpo realzando las curvas femeninas. Muchas de las llamadas "supermodelos" desfilaban para él a cambio de sus vestidos.

Como dato curioso, acogió a Naomi Campbell en su casa cuando tenía 16 años y desde entonces su relación es tan estrecha que la modelo le llama "papá". Entre sus amistades más cercanas cuenta con las españolas Blanca Li y Rossy de Palma, que prestó uno de sus vestidos para que lo pudiéramos ver y comprobar lo especial de su tejido.


Antes de trabajar para su propia marca, Azzedine pasó por los talleres de Christian Dior, Guy Laroche o Thierry Mugler. En 1980 presentó su primera colección de prêt-à-porter y desde entonces se caracteriza por ser un diseñador particular.

Azzedine Alaïa no se ciñe a los convencionalismos de la industria de la moda, sólo presenta dos colecciones al año y fuera del circuito habitual. Sus vestidos no se pueden ver en las pasarelas, sino en su propia casa y sus creaciones no pasan de moda, son totalmente atemporales.


Otra de sus señas de identidad es el tratamiento del cuero en sus bolsos y zapatos, un troquelado a láser muy característico que ha inspirado a Martin Skezely, el diseñador del frasco de cristal negro, casi totalmente opaco en el que sólo destaca el nombre del modisto y que se corona con un tapón que recuerda a una bobina de hilo dorado.


La joven perfumista Marie de Salamagne ha sido la artífice de esta fragancia tan particular para la que sólo recibió un par de directrices por parte de Azzedine: su perfume debía contener pimienta rosa pero no quería flores blancas. Además, debía evocar los cubos de agua fría con los que su abuela refrescaba las blancas paredes de su casa en Túnez.


Y llegó el momento de probar el perfume. Aire de montaña y pimienta rosa son sus notas de salida que evolucionan hacia un corazón ligeramente floral con peonía, fresa y rosa, pero lo que realmente le da carácter y perdura en el tiempo es su fondo de almizcle blanco con notas muy marcadas de cuero y un toque de violeta.

El almizcle que contiene Alaïa Paris es muy suave porque quería que se percibiera como una segunda piel. El cuero le da un aire misterioso y sexy, con un punto masculino muy seductor. Tiene una fijación buenísima en la piel y no os imagináis qué olor desprendía la vela que veis bajo estas líneas.


No es de extrañar que Azzedine haya confiado en BPI para producir su fragancia, responsables de algunos perfumes de diseñadores convertidos ya en clásicos como Elie Saab o Narciso Rodríguez. Su fragancia estará a la venta en puntos seleccionados.


El diseñador tunecino acostumbra recibir a sus amigos en casa y cocinar para ellos, así que al más puro estilo Alaïa, los anfitriones nos prepararon una magnífica cena en un ambiente acogedor y perfectamente decorado.


Brindando por Alaïa nos despedimos después de una velada fantástica. Si aún no lo habéis olido, os recomiendo que no paséis de largo si os topáis con su elegante frasco porque es probable que os sorprenda.


Alaïa Paris está disponible en tres tamaños: 30 ml; 50 ml y 100 ml y su precio oscila entre los 57€ y los 115€.

Si estáis buscando un perfume diferente, muy femenino, con un halo de misterio y que no se encasilla en las clásicas fragancias orientales o florales, puede que Alaïa tenga muchos puntos para convertirse en vuestro perfume de cabecera.

¿Lo habéis probado? ¿También os ha conquistado?

¡¡FELIZ LUNES!!

Twitter FacebookInstagramPinterestRSSMail Bloglovin

9 comentarios :

  1. El packaging es una pasada, pero me falta olerlo para saber si me gusta o no!

    Un besitoo

    ResponderEliminar
  2. el diseño no puede ser más elegante

    ResponderEliminar
  3. No había leído ninguna review tan interesante sobre este perfume como la tuya, ¡me ha encantado!
    Eso sí, me ha entrado una curiosidad loca por olerlo, ya de por sí el packaging me parece elegante y especial como todo lo que hace este diseñador, el calificativo de "perfume poco convencional" tenía que ir asociado a él.
    La próxima vez que vaya al centro, tengo que pasarme por una perfumería a probarlo ;)
    ¡Un beso guapa!

    www.afashion-dream.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho su fragancia. Los complementos me parecen ideales.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Es un oriental muy delicado y ligero, tal vez demasiado, pero indudablemente un perfume diferente y muy digno de ser tenido en cuenta.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. No lo he probado pero sí tengo ganas de hacerlo ya que creo que me va a gustar mucho.

    ResponderEliminar
  7. Que maravilla, tengo que olerlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. La he probado y la verdad que me gustó.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Tus comentarios mantienen vivo este blog. ¡Gracias por comentar!

Design:WS