Entradas populares

jueves, 10 de julio de 2014

Mi día detox con Dietox


Seguro que os habéis dado cuenta del boom de los licuados naturales y las dietas depurativas y desintoxicantes. Tal era mi curiosidad que me animé a hacer el plan de un día con Dietox, el cual fue retransmitido botella a botella a través de mi cuenta de Instagram y hoy os voy a contar mi experiencia e impresiones con más detalle.

En primer lugar, quiero subrayar que no es una dieta de adelgazamiento aunque, lógicamente, si pasas un día entero sólo a base de zumos, algo de peso vas a perder. Los licuados Detox se hacen en el día y se tienen que conservar en frío hasta un máximo de 4 días, así que es conveniente tener previsto el día que pretendemos hacer esta cura depurativa. 

El plan se compone de seis licuados y es muy fácil seguirlo porque en cada envase viene un número y el intervalo horario en el que deberíamos tomarlo. A partir de ahí, todo depende de nuestra fuerza de voluntad. Mucha gente me preguntó si había pasado hambre y no voy a mentir, sí se pasa hambre, pero tampoco fue un suplicio. 


Conseguí terminar el día sólo a base de los licuados y agua. Después de leer el post de mi amiga Nyna, en el que contaba su experiencia con unos productos de este tipo, decidí hacerlo un día entre semana de modo que al estar ocupada en el trabajo no se me hiciera el día tan largo y funcionó.

Otra de las cosas que me preguntaron fue ¿Están buenos? Respecto a esto sólo puedo decir que de los seis sólo puedo decir que uno estaba buenísimo y lo tomé con gusto. El resto no me convenció, siempre encontraba algo que le daba cierto gustillo raro a la mezcla, se pueden beber pero no son exquisitos, desde luego.

Yo soy una persona de buen comer, me gusta casi todo, incluso comida exótica, no le hago ascos a nada y tengo el paladar acostumbrado a sabores poco convencionales, no os vayáis a pensar que soy la típica quejica que le pone pegas a todo. A continuación os cuento qué lleva cada licuado y mi experiencia.  

  1. Sun Dose. Nada más levantarme me tomé el primero de los preparados, a base de agua mineral, zanahoria, piña, limón, sirope de ágave, camu-camu, guaraná, xantana y cayena. Tenía la esperanza de que predominara el sabor a piña y limón pero a mi me sabe sobre todo a zanahoria y quizá demasiado a cayena. Algo tan especiado no apetece mucho a esta hora de la mañana, pero tampoco estaba malo y me sentí saciada. 
  2. Craving Antidote. A las 10:00 en punto fui corriendo a la nevera a por el segundo licuado porque ya me rugían las tripas desde hacía rato y la verdad es que me llevé una grata sorpresa con él porque es el que os decía antes que está buenísimo, al menos en mi opinión. Lleva agua mineral, uva blanca, manzana, kiwi, semillas de chía, té matcha y xantana. A mi me sabe sobre todo a uvas y a kiwi.
  3. Andalucian Prescription. Me lo tomé poco antes de las 15:00 horas y en ese momento me moría de hambre. En el intervalo del anterior licuado a este tomé como dos litros de agua para engañar al estómago. Sus ingredientes son agua mineral, sandía, tomate, piña, manzana, proteína de guisante, aceite de oliva virgen, proteína de arroz, aal del Himalaya, xantana, guaraná y cayena molida. Sabe como a una especie de gazpacho exótico y no me desagradó del todo, aunque me pasa como con el primero, notaba demasiado la cayena y muy poco el resto de ingredientes.
  1. Berry Boost. Era uno de los que en principio sonaban más apetecibles, mirad los ingredientes: agua mineral, fresón, plátano, frambuesa, grosella, remolacha, sirope de ágave, proteína de guisante, proteína de arroz, xantana y açai. Sin embargo, fue un gran chasco. No me sabía ni a fresón ni a plátano, ni a grosella, sólo podía apreciar el sabor a remolacha bastante intenso con ese punto ácido de la frambuesa. Me costó muchísimo terminarlo y aparte era bastante denso.
  2. Green Cure. Terminé mi jornada laboral y estaba deseando llegar a casa para tomarme el licuado número 6 al que le tenía un poco de miedo porque contiene espárragos, una de las poquitas cosas que no me gustan, pero por suerte no se apreciaba demasiado el sabor y me resultó bastante agradable y llevadero. Contiene agua mineral, melón, pera, manzana, espárragos, piña, proteína de guisante, semillas de cáñamo, proteína de arroz y xantana.
  3. Dream Elixir. Y para terminar el día, me aguardaba el premio, este licuado con pinta de batido de chocolate que empecé con unas ganas... Creo que tenía las expectativas demasiado altas y me esperaba que estuviera delicioso y me dejara con ganas de repetir pero aunque no está mal, no puedo decir que fuera la bomba. Lleva agua mineral, almendras, avellanas, plátano, cacao, maca, rosa mosqueta, vainilla, xantana y reishi.
Como os decía, aunque los sabores no resultaran del todo de mi agrado, no me fue difícil seguir la dieta, pasé un poco de hambre, nada exagerado, en todo momento me sentí con mucha energía y muy ligera y con esa sensación me levanté al día siguiente. Pensé que me despertaría con una ansiedad tremenda pero no fue así en absoluto. Me encontraba fenomenal y la báscula marcaba un kilo menos.

Mi conclusión es que no me importaría repetir el día detox de manera puntual, bien para compensar los excesos de fechas señaladas, para purificar el organismo y sentirme mejor en épocas de estrés, antes de empezar una dieta, porque noté que calma mucho la ansiedad, pero nunca lo haría durante más de un día (aunque también se puede optar por hacer un semi-ayuno) y tampoco para perder peso, ya que el peso que pierdes se recupera fácilmente cuando vuelves a tu rutina diaria (dos días después ya estaba en mi peso anterior).

En mi opinión le fallan un poco los sabores, que es algo que se podría mejorar porque el concepto me parece muy práctico y sencillo de seguir. Yo hago smoothies en casa y les pongo todo lo que pillo y salvo rara excepción, normalmente están buenísimos, pero no siempre tengo tanto tiempo para hacerlos y desde luego no son tan completos como los de Dietox, ni resultan tan cómodos de llevar.

El plan para un día cuesta 50 euros, el de dos días 95 y el de tres, 130 euros. La neverita isotérmica como la mía, que me vino de perlas para llevarlos al trabajo, cuesta 3 €. Los recibes en casa perfectamente embalados y en frío. Es apto para celíacos y vegetarianos y los elaboran cada día en Barcelona.

¿Habéis probado Dietox o algún tipo de licuados naturales? ¿Soléis hacer "ayuno" de manera habitual? ¿Cuál ha sido vuestra experiencia?

¡¡FELIZ Y SALUDABLE DÍA!! 

Twitter FacebookInstagramPinterestRSSMail Bloglovin

16 comentarios :

  1. Uf... no sé... se pueden realizar e casa, con los mismos ingredientes y muchísimo más económico. ¿Que esto es más cómodo? Si. Para momentos puntuales, pues también. Pero con lo rarita que soy con los sabores, sé que no podría tomármelos o si lo haría, pero con mucho asquito. Así que prefiero estar dos días a ensaladas y no paso tanto hambre, es más barato y me gusta. :)

    ResponderEliminar
  2. Uyyy que mal lo paso con el hambre!! Aunque es verdad que de vez en cuando es bueno hacer un detox aunque con el tema del hambre no se si sería peor el remedio que la enfermedad, soy capaz de un día hacer detox y al siguiente como una cerdita por comer lo que me perdí el día del detox.... ;D

    ResponderEliminar
  3. Tengo muchas ganas de probar algo así, pero coincido con Judicandy: sale mucho más barato hacerlo en casa, aunque no es tan cómodo xD
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Sinceramente, sin haberlos probado, creo que es la opinión más real que he leido. No se si por publicidad o porque realmente les gusta, pero hasta tu post no había sentido que me estuvieran contando la realidad.
    Después de leer tu opinión y la idea de hacerlo despues de los excesos, como mes de cumpleaños, navidad... creo que ese momento será una gran motivación para probarlos.
    Gracias por el post, muy entretenido

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por tu opinión, que me ha resultado de las mas sinceras que he leído hasta ahora. Yo la verdad no la haría, no solo soy muy especial con los sabores sino que hay dietas desintoxicantes de toda la vida que no te dejan la cartera tiritando como esta!!!

    ResponderEliminar
  6. Para mí es muy caro y, aunque me gustaría probarlo una vez en la vida, creo que se me va de precio :S

    ResponderEliminar
  7. Unas 3 o 4 veces al año suelo hacer un par de días de Detox que me indicó una gastroenteróloga pero no tiene nada que ver con esto y la verdad es que se nota muchísimo. No me importaría probar estos zumos, aunque me gustaría saber qué tipo de conservantes tienen.
    Muy interesante tu post.
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  8. Por la composición imagino que lo de los sabores es normal, se mezclan demasiadas cosas. Yo creo que no sería capaz.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  9. ....Con lo mala que soy,para los sabores,no creo que es para mi!!!
    Feliz día!!

    ResponderEliminar
  10. Yo si que podria tomarlos, para los sabores soy tipo todoterreno¡¡
    Y me gustaria hacerlo pero yo lo haria en casa, en un dia tranquilo y no tener que cargar con las botellas por el mundo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Yo no soy de tomar este tipo de productos y nunca en mi vida he ayunado.

    ResponderEliminar
  12. Qué bien te ha quedado hija. La verdad es que yo este día sufrí un poco eh? Un besazo

    ResponderEliminar
  13. me llaman la atención por aquello de depurarme pero lo de los sabores.. es que la fruta es algo que no me acaba de convencer jeje. ya ya se que jgay que tomarla pero ...

    ResponderEliminar
  14. yo tambien dije de hacerlo, pero es que 50€... son 50€. Como todo el mundo dice, son mas baratos hacerlos en casa pero, de donde se saca la proteina de guisante? :p pues nada... a la mezcla guisante congelado :p

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Tus comentarios mantienen vivo este blog. ¡Gracias por comentar!

Design:WS